El Calzado DEPORTIVO: ¿Qué DEBERÍAS tener en cuenta AL COMPRARLOS?

El uso del calzado deportivo, también denominado zapatilla deportiva o tenis, ha sufrido una transformación en nuestra sociedad.

Hasta el punto de pasar de ser sólo para practicar deporte, y quedando su uso cotidiano incluso mal visto, a convertirse en el calzado de moda para cualquier momento del día e incluso para cualquier acontecimiento social.

El calzado deportivo ahora combina con todo. Ya no está mal visto ir bien vestido y llevar puestas unas zapatillas. Muy al contrario, hemos pasado a vernos igual de “elegantes” que si lleváramos unos zapatos o unos tacones. Además crean una sensación de bienestar, ya que nos sentimos mucho más cómodos al poder tenerlos puestos todo el día sin que nos duelan los pies.

Actualmente, existen en el mercado muchísimas marcas y modelos de zapatos deportivos, desde las técnicas, que son las específicas para un deporte en particular, hasta las más urbanas o streetstyle que marcan tendencias.

Pero si se trata de practicar un deporte, debes tener en cuenta algunas cuestiones a la hora de elegir el mejor calzado deportivo.

-30%

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL CALZADO DEPORTIVO

Si practicas algún deporte específico, necesitas un tipo de calzado adecuado para esa actividad. Utilizar uno cualquiera sin tener en cuenta las características del deporte que estás practicando, puede traerte muchos problemas como rozaduras y ampollas en el menor de los casos, hasta lesiones más graves como esguinces y fracturas.

Por eso, debes tener en cuenta algunos aspectos:

  • Lo primero es no llevarte por las marcas o por lo que cuesten. La mejor zapatilla del mundo no te servirá si no calza adecuadamente con tus pies. Recuerda siempre que las zapatillas deben adaptarse a tus pies y no tus pies a la zapatilla.
  • La suela debe de proporcionar un buen agarre dependiendo de la superficie. Si es poco deslizante como cemento o asfalto, la suela no necesita grandes relieves. Si por el contrario es tierra o césped, la suela necesita tener mayores relieves e incluso tacos.
  • La entresuela debe tener un espesor de acuerdo con la capacidad de amortiguación que requiera el deporte en sí. Si es una actividad con saltos como el balonmano, baloncesto, salto de longitud, etc, ésta deberá ser mayor. Materiales como el gel, la espuma o el aire, reducen el impacto del pie al pisar el suelo.
  • El recubrimiento del interior del calzado tiene que ajustarse al tamaño del pie sin apretarlo, tienes que poder mover los dedos, pero tampoco dejándolo suelto.
  • La horma debe ser amplia y redonda para proporcionar espacio a los dedos, evitando así la aparición de ampollas, callosidades o juanetes.
  • Por último, en deportes como el fútbol, el tenis, el baloncesto,.., donde realizas movimientos laterales y de giro, necesitas zapatillas con refuerzos tanto internos como externos que ofrezcan protección a los talones y a los tobillos.

Como cualquier otro zapato que nos vayamos a comprar, es aconsejable probarnos las zapatillas deportivas con los calcetines con los que vayamos a practicar el deporte, y a ser posible al final del día, que es cuando los pies están más hinchados debido a la actividad diaria.

Ten en cuenta también que con el tiempo y el uso que le des, el calzado deportivo se desgasta. Aunque te dé pena tirarlas porque son comodísimas, pueden no estar cumpliendo con la función de protección o de absorción de impactos que necesitas.

Elige materiales de buena calidad y que transpiren bien; los sintéticos hacen que tus pies suden mucho, y la humedad puede provocar la aparición de hongos.

Por último, y no menos importante es la limpieza de las zapatillas. Lavarlas en la lavadora no es lo más recomendable. Mejor limpiarlas a mano con agua y jabón utilizando un cepillito para rasparlas. Y para secarlas, evitar ponerlas al sol directamente o cerca de algún aparato que dé calor como los radiadores, porque estos cuartean y dañan los materiales.

CONCLUSIÓN

La comodidad de usar zapatillas deportivas crea una sensación de felicidad, agilidad y bienestar. Esta sensación activa la producción de una hormona en el cerebro denominada dopamina, que incrementa la productividad y disminuye el cansancio.

Esto trae consigo que seamos más capaces de resolver nuestras actividades cotidianas.
Y encima vas a la moda, porque las puedes usar con cualquier tipo de vestimenta, haciendo tus looks más divertidos. ¿Qué más se puede pedir?

Por todo esto, aunque no practiques deporte, ¡cómprate unos tenis!

Visita la Tienda Online de zapatos para bebes y niños.

Deja un comentario

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?↘
Powered by

¿Quieres conseguir un BONO Descuento de hasta 8€ para tu compra? Ver Promoción Bono regalo Descartar