MI HIJO TIENE LOS PIES PLANOS, ¿DEBO PREOCUPARME?

detectar pies planos bebes

Cuando un niño comienza a ponerse de pie y sobre todo a caminar, suele hacerlo de formas muy peculiares, como por ejemplo de puntillas o arqueando bastante las piernas.

Además, si nos fijamos y vemos que tiene el pie plano empezamos a preocuparnos por creer que nuestro hijo pudiera tener algún problema en los pies que le está impidiendo caminar correctamente.

Pero antes de preocuparnos, debemos tener en cuenta que es normal que los bebés tengan los pies planos porque tienen la planta del pie recubierta de grasa, lo que les confiere esa forma regordeta y plana.

Además, un bebé cuenta con mucha flexibilidad en sus articulaciones debido a que todavía no tiene bien desarrollados sus pies. A medida que van creciendo y sobre todo que van caminando, van ejercitando los pies y los músculos y articulaciones se van reforzando.

Lo normal es que esto ocurra hasta los 3-4 años. A partir de esta edad, con el fortalecimiento del pie y la desaparición de esa grasa, el arco plantar comienza a ser visible.

Hay que tener en cuenta que cada niño tiene su propio ritmo de evolución, por lo que esta edad es estimada. Puede ser normal que hasta los 6 años no se termine de formar dicho arco, e incluso en algunos niños se puede extender hasta los 10 años.

En cualquier caso, en las revisiones periódicas será el pediatra quien te irá indicando si el pie se está desarrollando convenientemente.

Más de NiñaVer Todo

QUÉ ES EL PIE PLANO INFANTIL Y CÓMO PODEMOS DETECTARLO.

Si ahora mismo te miras el pie, observarás que existe una linea curva entre la parte delantera y la parte trasera del mismo. A esta curvatura se la denomina arco plantar o bóveda plantar.

Cuando hay una ausencia o una disminución de la altura de esta curvatura plantar hablamos de pie plano. En algunos casos puede ir acompañado de una desviación del talón hacia afuera, lo que se denomina talo valgo. Entonces estaríamos hablando de un pie plano valgo.

El pie plano es fácil de reconocer sobre todo cuando apoyamos todo el pie en el suelo.

Al hacerlo, en la huella de un pie normal se marcará la punta con los dedos y la parte anterior de los dedos, el talón y el lateral externo.

La parte interna del pie que es donde de encuentra la bóveda plantar no se aprecia porque esta parte no toca el suelo.

Por el contrario, en la huella de un pie plano se marcará toda la planta del pie.

Por lo tanto, podemos detectar que nuestro hijo tiene el pie plano infantil si al pisar apoya toda la planta del pie en el suelo.

Para comprobar si realmente tiene el pie plano o simplemente lo tiene plano porque no se ha formado aún, el niño debe ponerse de puntillas. Si al hacerlo aparece el arco y en el caso de que fuera un pie plano valgo el talón se colocara corregido hacia dentro. es un pie perfectamente normal.

Es lo que se conoce como pie plano laxo o flexible. En estos casos no suele ser necesario tratamiento ya que se irá corrigiendo de manera espontánea durante el desarrollo del niño. A medida que el pie vaya perdiendo su laxitud y su flexibilidad y se vaya formando y fortaleciendo, el pie plano irá desapareciendo.

Si por el contrario no pudiera hacerlo, le causara dolor o el arco no apareciera,estaríamos ante un pie plano rígido.

Más de NiñoVer Todo

¿CUÁNTOS TIPOS DE PIE PLANO EXISTEN?

Existen varios tipos de pie plano, pero los más frecuentes son los anteriormente mencionados, pie plano flexible y pie plano rígido. Veamos las características de cada uno.

  • Pie plano flexible: Es el tipo de pie plano más común y no suele causar dolor. Se caracteriza por ser un pie con una estructura esquelética normal pero con unas articulaciones muy flexibles. Por este motivo, cuando el niño se pone de pie y apoya todo su peso corporal , el arco plantar desaparece. Al ponerse de puntillas o levantar el pie el arco vuelve a aparecer.
  • Pie plano rígido: Es menos frecuente, puede causar dolor y afectar a la normal movilidad del niño. Se caracteriza por uniones anómalas en el desarrollo esquelético del pie. Por este motivo, no presenta arco plantar en ningún caso. Al poner al niño de puntillas la postura del pie no se corrige y el arco no aparece . Necesita tratamiento y en algunos casos cirugía.

«Pie plano valgo, laxo y rígido»

¿QUÉ SÍNTOMAS NOS PUEDEN HACER PENSAR QUE NUESTRO HIJO TIENE LOS PIES PLANOS?

  • El pie plano normalmente no presenta dolor pero en algunos casos puede aparecer en los talones, los tobillos, las pantorrillas e incluso en las rodillas y piernas.
  • Si camina de forma anormal o desgasta rápidamente los zapatos por la cara interna de la suela.
  • Frecuentes calambres musculares.
  • Presenta torpeza a la hora de caminar y dificultad para correr, lo que provoca caídas constantes debido al choque de sus rodillas.
  • Pueden aparecer contracturas musculares.

¿EXISTE ALGÚN TRATAMIENTO PARA PREVENIRLO O PARA CORREGIRLO?

El pie plano flexible en principio si no está causando dolor o problemas al caminar no necesita tratamiento como tal, ya que se irá corrigiendo poco a poco a medida que el niño se vaya desarrollando.

Sin embargo, podemos estimular y fortalecer el desarrollo de la musculatura de la planta del pie a través de una serie de ejercicios o recomendaciones:

  • Andar descalzos, especialmente por terrenos irregulares como el césped o la arena de la playa, pero también por la casa. No tengas miedo a que se puedan resfriar. El resfriado lo causa un virus y no se transmite por los pies. Lo que sí puedes evitar es que se le enfríen los pies poniéndole unos calcetines. En el caso de estar empezando a andar, los calcetines tienen que ser antideslizantes. Hay estudios que demuestran que en países menos desarrollados donde los niños muchas veces no tienen zapatos y andan normalmente descalzos, no existen los pies planos. ¡Ahí lo dejo!
  • Caminar de puntillas y de talones. Podemos hacerlo como un juego haciendo carreras a ver quién llega antes primero de puntillas y luego sobre los talones.
  • Agarrar objetos con los dedos de los pies, preferiblemente objetos pequeños como las piezas de lego, una pelota pequeña, una pinza de la ropa,…
  • Hacer movimientos circulares con las puntas de los pies.

En el caso de tratarse de un pie plano rígido o que produzca dolor o molestias debe ser un especialista quien valore qué tratamiento es el más adecuado.

¿ES RECOMENDABLE EL USO DE PLANTILLAS?

No, no es recomendable el uso de plantillas ya que éstas se ha demostrado que no corrigen el pie plano.

Al contrario, las plantillas aumentan la rigidez de la suela del calzado pudiendo entorpecer el correcto desarrollo de la musculatura del pie.

Sólo en el caso de que el niño tenga molestias o dolor al apoyar el pie al andar o correr puede estar indicado el uso de plantillas correctoras para evitar esas molestias y producir confort, sobre todo a la hora de realizar algún tipo de ejercicio o práctica deportiva. Estas plantillas no se colocarán antes de los 2 años de edad.

¿Y LAS BOTAS ORTOPÉDICAS?

Las horribles y traumáticas botas ortopédicas por suerte ya han pasado a la historia. Al igual que las plantillas, éstas tampoco corrigen el pie plano. Sólo están indicadas en el caso de que existan problemas más complejos como que el niño tenga dolores o dificultad para caminar . En el caso de tratarse de un pie plano flexible, las botas ortopédicas no están indicadas.

¿Y por qué las botas ortopédicas no son recomendables? Porque se trata de un calzado rígido que no permite un buen desarrollo del pie.

ENTONCES ¿QUÉ CALZADO ES EL MÁS ADECUADO?

Lo más importante a la hora de comprar calzado para nuestros hijos es que éste sea el más idóneo para cada etapa.

Cuando el niño comienza a andar, más o menos desde los 9 a los 14 meses, es recomendable que el el calzado cumpla con estos requisitos:

  • Le proporcione equilibrio y estabilidad.
  • Debe ser flexible para que el pie tenga libertad de movimiento.
  • La suela debe permitir la flexión del pie al andar. Para comprobarlo, basta con doblar el calzado con las manos. También debe ser adherente para evitar que el niño resbale.
  • La punta redondeada para que los dedos se puedan mover libremente.
  • Que no apriete pero tampoco que quede demasiado suelto. Con un centímetro más es suficiente.
  • La parte de atrás debe sujetar bien el pie y cubrir un poco más arriba del talón, pero sin llegar a cubrir el tobillo para que no interfiera en su movilidad.
  • No debe tener tacón o que éste sea muy bajo.
  • Estar confeccionado de un material transpirable, evitando así la excesiva sudoración y los posibles efectos que ésta pudiera producir, como por ejemplo los hongos.

Espero haber solucionado algunas de tus dudas con respecto al pie plano.

Debes tener en cuenta que es completamente normal que los bebés y niños pequeños tengan los pies planos y que poco a poco y según vayan creciendo y desarrollándose, la curvatura de sus pies irá apareciendo.

El pediatra en las revisiones te irá indicando si todo va bien y en el caso de que no fuera así, te recomendará el tratamiento a seguir o el especialista al que debes acudir.

Visita la Tienda Online CanariasKidShoes

Deja un comentario

Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?↘
Powered by