¿ Qué botas de fútbol le compro a mi niño?

botas de fútbol compro a mi niño

Si le preguntamos a los niños qué deporte les gustaría practicar seguro que el fútbol será la respuesta que más veces se repita, sobre todo entre los chicos, aunque por suerte cada vez son más las chicas que también se apuntan.

Al igual que para otros deportes la equipación es importante, para jugar al fútbol también lo es, sobre todo y por encima de todo, las botas de fútbol.

Pero comprar unas botas de fútbol para tu peque se puede convertir en un rompecabezas si de verdad te preocupas por su salud y no te dejas llevar por los gustos del niño o por los tuyos propios

Tal y como está hoy en día el mercado del fútbol, las diferentes marcas y modelos que existen y la publicidad que los jugadores hacen de estas marcas se hace difícil elegir unas buenas botas de fútbol para nuestros hijos, sobre todo si son las primeras, sin dejarnos llevar por la estética, por la moda, por el jugador que las lleva o las promociona o por el precio, sin tener en cuenta otras cuestiones mucho más importantes como la comodidad, el material, el tipo de terreno de juego e incluso la posición en la que juegue el niño.

Por lo tanto, a la hora de comprarle unas botas de fútbol debemos tener en cuenta sobre todo que éstas estén diseñadas para darle confort, favorecer su rendimiento y lo más importante evitarle lesiones.

Más de NiñoVer Todo

Lo primero que debemos conocer es:

¿CUÁLES SON LAS PARTES QUE CONFORMAN UNA BOTA DE FÚTBOL?

Partes de una bota de fútbol
  • Material de corte: Corresponde a la parte superior de la bota y donde más problemas de rozaduras se producen. Para que esto no suceda hay que tener en cuenta el material con el que estén fabricadas, que debe ser lo más flexible y transpirable posible.

    Los materiales sintéticos hacen que la bota dure más y que no necesite un gran mantenimiento, lo que las hace también más económicas, pero suelen transpirar peor.

    Las botas de piel por el contrario son más caras, se desgastan antes y necesitan un mantenimiento para que no se deformen, pero se adaptan mejor al pie.
  • La puntera: Es la parte delantera de la bota. Suele estar fabricada de un tipo de piel blanda para poder sentir el contacto del balón. En algunos casos puede tener un refuerzo para proteger las uñas de los pies.
  • El empeine o cordaje: Es la parte superior de la bota donde se encuentran los cordones y la lengüeta. Es la zona que más entra en contacto con el balón, por lo que sería aconsejable que la lengüeta incluyera un recubrimiento de espuma para que el empeine no sufra al golpear la pelota.

    Existen botas con la lazada clásica y otras con la lazada descentrada. Estas últimas permiten un mejor control del golpeo del balón con el interior del pie y el empeine.

    En otro tipo de botas la lengüeta cubre toda la zona del cordaje lo que supone un mayor control y precisión del balón.

    Utilices los que utilices, los cordones deben conseguir que la bota quede lo suficientemente sujeta para que el pie no quede suelto y se desplace, pero sin que ejerzan una presión excesiva sobre el dorso del pie.

    Y para los que no les gustan los cordones o les molestan existen también botas de fútbol sin cordones.
  • La mediasuela o entresuela: Tiene la función de amortiguar el impacto del pie con el suelo. Para que el calzado ofrezca unas buenas propiedades de amortiguación la mediasuela debetener un espesor mínimo de entre 2 y 2,5 cm.

    En las botas de fútbol la entresuela es muy fina ofreciendo por tanto poca amortiguación. Por este motivo es fundamental que el resto de la bota esté diseñado con materiales que posean buenas propiedades de amortiguación.
  • La suela: Los pliegues en la suela de la bota son los que van a permitir la flexibilidad a la hora de realizar los movimientos del pie. Incorpora los tacos que tienen una distribución, forma y tamaño diferentes dependiendo del terreno de juego. Los tacos son los que procuran un mayor agarre al terreno.
  • La contera y el contrafuerte: Corresponde a la parte trasera de la bota. Es importante que la contera sea rígida y se adapte bien al talón para que proporcione estabilidad en esta zona y evitar así posibles lesiones como esguinces de tobillo.

    El contrafuerte o refuerzo por el contrario debe ser suave para que proporcione confort y no cause rozaduras.
  • La plantilla: Está en el interior de la bota aportando comodidad y protección a la planta del pie. Mejor si incorporan materiales viscoelásticos ya que éstos poseen buenas propiedades de amortiguación y también permiten la transpiración del pie.
  • Los tacos: La cantidad, la forma, el material y la distribución de los tacos son aspectos que nos indican en qué terreno de juego poder usar las botas y qué características técnicas potencian cada una de ellas.

Más de NiñaVer Todo

Lo segundo a tener en cuenta es:

¿QUÉ CUALIDADES DEBEN TENER UNAS BUENAS BOTAS DE FÚTBOL?

  • Comodidad: Es el primer aspecto a tener en cuenta a la hora de comprar unas botas de fútbol a tus hijos. Asegúrate que le queden bien en cuanto a la talla y la forma del pie para que no le molesten.

    Al igual que con otro tipo de calzado los dedos deben de poder moverse libremente (con un centímetro de espacio es suficiente). Recuerda probárselas con los calcetines con los que normalmente vaya a usar las botas.

    Es importante también tener en cuenta que la horma y la plantilla se ajusten totalmente al ancho del pie.
  • Flexibilidad: Las botas deben ser rígidas en el empeine pero no en la suela. Los pliegues en la suela son los que van a permitir esa flexibilidad. Una buena bota debe poder doblarse por la zona de los dedos y no por la mitad de la suela.
  • Amortiguación: El fútbol es un deporte donde se realizan continuamente cambios de dirección, giros, saltos, etc. Por lo tanto, las botas deben tener un diseño y unos materiales que disminuyan la intensidad de la fuerza del impacto del pie con el suelo.
  • Sujeción: La bota debe ajustarse al pie y no el pie a la bota y sin oprimirlo. Por eso es importante que la talla sea la correcta. Es en la parte trasera donde las botas de fútbol deben ser rígidas para conseguir una mejor sujeción.
  • Peso: Independientemente del deporte que se practique el bajo peso del calzado deportivo es una máxima para todos los fabricantes, ya que cuanto más ligero es el calzado, mayor es la velocidad y la agilidad que proporcione al deportista.

Más de NiñoVer Todo

Debemos conocer también:

¿CUÁNTOS TIPOS DE BOTAS DE FÚTBOL EXISTEN?

Actualmente se comercializan una gran variedad de botas de fútbol dependiendo de las marcas que las fabrican, pero en lineas generales, todas ellas están agrupadas dentro de estos 4 tipos de botas de fútbol:

  1. BOTAS LIGERAS: como sunombre indica pesan muy poco por lo que tienen muy buena tracción a la hora de correr, pero sus tacos no van bien a la hora de frenar o de girar. Además, para conseguir esa ligereza la bota no posee un “armazón” resistente lo que hará que sientas más fuertes los golpes del balón.
  2. BOTAS CLÁSICAS: Su principal característica es que están fabricadas con cuero natural. A favor tienen que se adaptan como un “guante” al pie. En contra, que necesitan un mantenimiento y que si se mojan pesan más porque absorben el agua.
  3. BOTAS ARMADAS: Su estructura está configurada para lograr un golpe perfecto del balón, pero no son tan ligeras ni se adaptan bien al pie.
  4. BOTAS HÍBRIDAS: Son las más demandadas ya que conforman una mezcla de las anteriores.

Por último hay que tener en cuenta:

¿CUÁLES SON LAS BOTAS DE FÚTBOL MÁS ADECUADAS A CADA TERRENO?

Cada terreno de juego necesita un tipo de bota de fútbol distinta. Esto puede parecer una tontería pero no lo es.

Por ejemplo, si tu hijo juega en un campo de fútbol de césped artificial con una bota de fútbol diseñada para un campo de césped natural tiene muchas “papeletas” para sufrir una lesión de ligamento cruzado o de menisco. Si al realizar un giro la bota se quedara clavada al césped y no se soltara para seguir el movimiento del giro, la bota quedará para un lado y la rodilla de tu hijo para otro.

Veamos los diferentes terrenos de juego más comunes y el tipo de bota más adecuado para cada uno de ellos.

  • CAMPOS DE CÉSPED NATURAL: Las botas para este tipo de terreno tienen una suela conocida como SG (soft ground). Poseen tacos de aluminio en su totalidad, de 6 a 8 tacos, o también las hay combinadas con algún taco de goma ( suelas mixtas).

    El taco de aluminio es mejor cuando el campo está mojado y blando porque permite un mejor agarre, evitando los resbalones y la poca estabilidad propia de los terrenos poco firmes.

    Estas botas no son adecuadas para césped artificial porque éste es más duro y puede causar lesiones.

    También las suelas de las botas conocidas como FG (firm ground) son las más usadas para terrenos de césped natural, en césped artificial de 3ª generación que es muy parecido al natural y en terrenos embarrados.

    Están formadas por 9 a 14 tacos de goma laminados con forma cónica y de diferentes dimensiones para adaptarse a la posición de cada jugador.
  • CAMPOS DE CÉSPED ARTIFICIAL: Para este terreno las botas deben tener una suela denominada AG( artificial grass) formadas por muchos tacos de goma (unos 21) que al tener poca pronunciación y forma redondeada favorecen la estabilidad y el cuidado de las articulaciones.

    Es el tipo de bota más usado por los niños porque en sus categorías suelen jugar en campos de fútbol de hierba artificial.
  • CAMPOS DE TIERRA O DE MOQUETA: Para estos terrenos las botas más recomendables son las que tienen una suela denominada TURF o Multitaco.

    Los campos de moqueta, también denominados campos de 1ª generación, se caracterizan porque no proporcionan nada de amortiguación, por lo que el impacto del pie es muy fuerte.

    Un campo de fútbol de tierra también es considerado un terreno duro y sin amortiguación.

    Es importante tener en cuenta que cuanto peor es la calidad del terreno de juego, mayor número de tacos y más bajos debe tener la bota para evitar lesiones, ya que así el peso del cuerpo se reparte más proporcionalmente.

    Por este motivo, la suela TURF se caracteriza por no tener tacos como tal, sino una especie de surcos transversales o pequeñas rugosidades de goma que cubren toda la superficie de la suela. De esta manera se consigue que la bota no se clave al suelo, que es precisamente lo que hay que evitar para que no se produzcan lesiones, y se disminuye la presión en la pisada.

    Debes tener en cuenta que este tipo de campo es muy abrasivo por lo que las botas se desgastan más rápidamente.

Más de NiñaVer Todo

EN CONCLUSIÓN:

Cosas a tener en cuenta a la hora de comprar unas botas de fútbol:

  • Antepone la salud a cualquier otra opción. Ten en cuenta que a los jugadores de fútbol profesional las marcas les fabrican las botas adaptadas a las características de cada uno. Por lo tanto, nunca unas botas de fútbol que compres en una tienda van a ser cien por cien iguales a las que tiene Mesi o Ronaldo.
  • Escoge la talla correcta. Por supuesto que sean de su talla y que cumplan con las cualidades anteriormente mencionadas, como la comodidad, la sujeción, la amortiguación, etc.
  • Nunca juegue un partido con las botas recién compradas. Es mejor que se las ponga primero para entrenar y que las alterne con las usadas. Es aconsejable también que tenga dos pares de botas iguales: unas para entrenar y otras para jugar.
  • Elegir las botas teniendo en cuenta el terreno de juego. En el caso de jugar en diferentes tipos de terrenos lo ideal es que tuviera unas botas para cada uno de ellos. Hay marcas que fabrican botas con tacos intercambiables para poder adaptarlos a las condiciones de cada terreno.
  • Tener en cuenta el desgaste de las botas de fútbol. Normalmente a tu hijo, por el normal crecimiento del pie, los zapatos le duren muy poco. En las botas de fútbol además tienes que tener en cuenta el uso y el terreno de juego que propician un desgaste de los tacos y de la resistencia de la suela.
  • No usar las botas de fútbol fuera del terreno de juego. No es la primera vez que veo chiquillos que van o vienen de jugar al fútbol caminando por la calle con las botas de fútbol como si fueran zapatillas de deporte. Esto produce deformaciones y desgastes más rápido de los tacos, lo que se traduce en tenerle que comprar otras botas de fútbol antes si no quieres que tenga una lesión porque los tacos no cumplan ya con su función.

Ir a la Tienda de zapatos para niñas y niños.

Deja una respuesta

Abrir chat
1
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?↘